REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

domingo, 5 de octubre de 2014

F1 Gran Premio de Japón Grave accidente de Bianchi, intervenido de un 'severo' hematoma craneal Estrella su Marussia contra la grúa que asistía a Sutil, accidentado a 13 vueltas del final Según L'Equipe, la operación ha terminado y el piloto no necesita respiración asistida 'Su situación es crítica', dijo el piloto alemán, testigo del suceso, ya en el paddock Octava victoria de Lewis Hamilton, que amplía su ventaja sobre Nico Rosberg

Jules Bianchi, atendido tras sufrir el accidente en Suzuka.
El corazón de Suzuka quedó encogido cuando el Marussia de Jules Bianchi se estrelló contra la grúa que asistía al accidentado Adrian Sutil en la curva 7, a 12 vueltas del final, que previamente había perdido el control de su bólido y había chocado contra las protecciones. El piloto francés quedó inconsciente y fue trasladado al hospital en ambulancia, tras descartar la opción del helicóptero, parece que por razones médicas. Allí el piloto, que se encuentra en estado grave, ha sido intervenido por un 'severo' hematoma craneal. Según informa el diario L'Equipe, la operación ha terminado y el piloto no necesita respiración asistida. "La situación de Jules es crítica", aseguró a pie de pista Sutil, testigo directo del grave suceso. La victoria, empapada de incertidumbre por la situación de su compañero, fue para Lewis Hamilton. Aunque todo el 'paddock' aguarda con el corazón encogido nuevas y buenas noticas sobre el estado de Bianchi. [Vea las imágenes del accidente] | [Narración del GP Japón]
El francés, que llegó al Hospital General de Mie respirando por sí mismo, ha sido intervenido quirúrgicamente de un 'severo hematoma craneal'. A la espera de conocer el parte médico, se espera que sea trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según anunció la FIA.
El Marussia perdió el control y se deslizó sobre la pista hasta estrellarse violentamente contra la grúa que se encontraba auxiliando al alemán, en la vuelta 41. La carrera fue finalmente suspendida con seis vueltas aún en disputa y unas condiciones climatológicas bastante adversas, tras una carrera bajo la lluvia. "Hice un 'aquaplanning' en esa curva, me quedé ahí y una vuelta después se estrelló Bianchi con las banderas amarillas. Tuvo el mismo problema que yo y el mismo accidente pero con distinto resultado", añadió el piloto germano. "Igual deberíamos haber parado la carrera un poco antes", añadió Sutil.
"Nuestros primeros pensamientos van para Jules. Todo lo demás no es importante cuando uno de nuestros colegas está herido; y rezamos por él", expresó Lewis Hamilton , vencedor en Suzuka, ya en la ceremonia del podio. "Mis pensamientos están con nuestro colega Jules, con su familia y compañeros de equipo; y lo que esperamos es que lleguen algunas buenas noticias", lamentó Nico Rosberg, segundo. Mientras Sebastian Vettel, el tercer visitante del podio, lamentó la "incertidumbre del momento": "Nadie podía prever que ocurriese algo así. Ahora tenemos que aprender de esto y evitar que vuelva a pasar". Oscuridad máxima y tensión a la espera de noticias desde el hospital. "Todos esperamos buenas noticias de Bianchi. Ojalá salga todo bien para él", expresó Fernando Alonso, amigo del piloto francés, que formó parte de la Academia de jóvenes talentos de Ferrari.
Un dramático cierre para un accidentado Gran Premio de Japón, en el que el champán corrió sin ganas en la ceremonia del podio donde Hamilton, en su octava maravilla del año, celebró sin ganas una victoria que puede ser clave en su asalto al Mundial. Tras sobrevivir bajo la lluvia a una peligrosa aventura. Después de asestar a Rosberg otro zarpazo, con un sonoro adelantamiento en la vuelta 29. La carrera se detuvo definitivamente a seis vueltas del final, con Vettel, ya liberado por Red Bull, encaramado al tercer escalón del podio. Con Alonso fuera de combate antes de que el coche de seguridad soltase las riendas a la carrera (3). El preámbulo del mayor fiasco de Ferrari desde Silverstone 2010, la última cita en la que la escudería italiana se quedó sin puntuar.
Un triste episodio bajo la lluvia de apenas 36 vueltas de carrera real. Con el coche de seguridad como protagonista en las nueve primeras. Con los accidentes de Sutil, primero, en la vuelta 40, y Bianchi, un giro después, como sombríos epílogos. Esperando que desde el hospital de Suzuka lleguen buenas noticias y que el cielo quede despejado en lo que resta de campeonato.

via http://www.elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada