REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

jueves, 30 de abril de 2015

Reflexiones del WRC Rally de Argentina 2015

Argentina es una de las citas ineludibles del Campeonato del Mundo de Rallys. Podrán llegar otras más exóticas o lejanas pero la prueba en el país albiceleste es toda una institución fuera de Europa.
Desde hace un tiempo el Rally suramericana ha llevado a cabo un cambio de filosofía en su recorrido, y a la postre, en el ADN de la prueba. Seguramente el albergar en sus tierras una prueba como el Dakar tuvo parte de culpa en este cambio en la organización del Rally del WRC. A partir del año 2012 se incluyeron unos tramos mucho más largos de lo que es habitual en el Mundial. Rebajando la cantidad de especiales a disputar, se aumentó de forma importante los kilómetros cronometrados en los tramos.
Con esta fórmula se ha conseguido tener un Rally único, diferente y con un carácter especial que lo distingue del resto. La dureza ha aumentado de forma radical, este año en un solo tramo tuvimos más sobre saltos que en toda la temporada. Ogier rompía motor, Mikkelsen dañaba la suspensión y Meeke se colocaba líder con mucha ventaja.
© Volkswagen
Además, la propuesta argentina, se ha visto fortalecida esta temporada con la nueva normativa de suprimir los tiempos parciales dentro del tramo. Con especiales que superaban los 50kms de cuerda, el no poder controlar a tus rivales ha hecho cambiar las estrategias. Meeke reconocía que fue en el primer tramo, sin ningún tipo de referencia, donde cimentó su victoria. No se puede ir siempre al límite en pruebas de este estilo más cercanas a la resistencia. El camino escogido ha hecho del Rally de Argentina único.
Pero la organización no debe olvidar otros puntos muy importantes dentro del mundo de la competición. La seguridad. Éste año se han vivido momentos dramáticos que por suerte no han pasado a mayores. La colocación del público es igual de importante – o más – que hacer un recorrido atractivo.
En Argentina, como podemos ver en cualquier Rally que nos acercamos, hay espectadores – que no aficionados – incumpliendo las normas i directrices de seguridad que mandan desde la organización. Además con el agravante que algunos de los cuerpos de seguridad encargados de velar para que se cumplan dichas normas hacen caso omiso.
© Michelin
El caso sucedido en Argentina es deleznable. Paddon se salía de la pista arrollando a una serie de espectadores que estaban colocados justo detrás de las cintas rojas que prohíben expresamente la colocación del público. Para más inri uno de los accidentados ha denunciado al piloto de Hyundai por eso. Si ya es motivo de reprimenda el colocarse en lugares prohibidos, lo agrava más el culpar a un piloto del atropello.
Los pilotos van al máximo y un accidente no lo desea nadie pero puede suceder en cualquier momento. Era deber de los uniformados allí presentes quitar a esos personajes, y en última instancia la organización juntamente con la FIA decidir. Se deben exigir las mismas premisas de seguridad en un Rally del Mundial en cualquier parte. No puede ser que en Europa se suspendan tramos y que en Argentina se permita, la seguridad es lo primero en cualquier parte.
Y de igual forma, el mismo valor debe tener la seguridad en cualquiera de los Rallys regionales o nacionales a los que podemos asistir. Es tarea de todos dar un toque de atención al que se la está jugando porque de esa conducta todos saldremos perjudicados. No tanto eslogan y más participación. A todos los que este deporte nos apasiona debemos luchar para que todo funcione bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada