REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

jueves, 15 de mayo de 2014

Daniel Ricciardo tiene "hambre" de victorias El australiano ha sorprendido a todo el paddock en el inicio de temporada El piloto de Red Bull Daniel Ricciardo piensa que las victorias no tardarán en llegar ya que está ansioso por conseguirlas. El mal rendimiento de Sebastian Vettel en esta temporada ha ayudado al australiano a quedar por delante de él, pero las tensiones entre compañeros ya no existen en el garaje de Red Bull según el piloto ‘aussie’. Por Víctor Bolea

 - Daniel Ricciardo
Daniel Ricciardo ha empezado de la mejor forma su debut con Red Bull. El australiano puede hacer una gran valoración de estas primeras cinco carreras en las que ha batido a Sebastian Vettelde forma sorprendente. 
La adaptación de Ricciardo ha sido impresionante y pocos pensaban que podría plantar cara a todo un tetracampeón del mundo de Fórmula 1, que ganó las últimas nueve carreras de la pasada temporada. 
El piloto alemán mejoró su rendimiento en el Gran Premio de España debido al cambio de chasis, una modificación que según algunos medios estuvo condicionada porque el RB10 original era "defectuoso". Sin embargo, el jefe de ingeniería del equipo austríaco, Paul Monaghan, lo desmintió. "No hubo ningún error en el cual cambiásemos nuestra prioridad de trabajo tanto antes como después del Gran Premio de España", citó la agencia Reuters. 
Sea cual sea la razón, está claro que el piloto ‘aussie’ ha sido el piloto que más ha sorprendido en este inicio de temporada y él mismo asegura que tiene mucho por ganar. "Es bueno hacer que Sebastian tenga que ganarse el sueldo. Más que nunca estoy hambriento de victoria y, ¡puedo comer mucho!", bromeó. 
La tensión entre dos compañeros de equipo es algo que siempre intentan desmentir todos los equipos, pero en el caso de Red Bull el mismo Ricciardo aseguró que se lleva muy bien con Vettel. "Como compañeros, nos llevamos genial. A veces desayunamos juntos, algo realmente inusual entre compañeros de equipo. De momento todo va bien para mí, pero también sé que no pasará mucho tiempo para que vuelva a ir genial el coche de Seb (Vettel). No se ha olvidado de pilotar", confesó. 
Algunos periodistas metieron el dedo en llaga e insistieron a Vettel sobre la clasificación de los test en Barcelona, en los que Susie Wolff había quedado por delante de él. "¿Es hora de irme entonces?", sonrió el alemán. 
No obstante, la historia está del lado del alemán. En 1987, Nelson Piquet se proclamó campeón del mundo y tuvo que esperar hasta la octava carrera para vencer una carrera. Por el contrario, Lewis Hamilton nunca había ganado cuatro carreras consecutivas en su carrera deportiva, lo que le ayuda a conseguir su segunda corona. 

VIA http://www.caranddriverthef1.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada