REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

sábado, 3 de octubre de 2015

Damon Hill ha afirmado que el acuerdo entre Manor y Mercedes para que los alemanes suministren motores al equipo que dirige John Booth se salda con Red Bull como un gran damnificado. La negativa de los alemanes a propulsar al equipo de Milton Keynes y a Toro Rosso hace que solo puedan depender de los motores del equipo Ferrari para el próximo año. Por su parte Manor, según el británico, ha encontrado la solución a sus problemas con este nuevo acuerdo. Por José Luis López

- Daniil Kvyat con el RB11 durante la clasificación en Suzuka

El reciente acuerdo entre Manor y Mercedes de cara a la próxima temporada sobre el suministro de motores, afecta al futuro de Red Bull en Formula 1 según indica Damon Hill.
La situación del equipo austríaco y de Toro Rosso, que siguen sin ningún acuerdo para sus nuevos motores, comienza a ser crítica. Actualmente Ferrari les ofrece motores con un año menos de desarrollo -motores de especificación 'b'-, algo que no aceptan y hace que su continuidad en el Gran Circo peligre mientras que Manor ve la luz al final del túnel con los propulsores alemanes.
"Es un salvavidas para Manor y va a aumentar sus posibilidades de ser un equipo de, al menos, mitad de parrilla el próximo añoEl paquete del que están hablando será muy similar al que tuvo Force India: tenían motores Mercedes y una vinculación con McLaren en el pasado. Manor va a tener este vínculo con Williams, por lo que puedes imaginarles llamando a la puerta de los quince primeros coches", ha proseguido.
"Lo que ha sido una bendición para Manor-Marussia pone claramente de manifiesto la dificultad de la situación para Red Bull", ha dicho el comentarista de Sky Sports F1.
La realidad para el conjunto que dirige Christian Horner y, por ende, también para Toro Rosso, es que están en una situación en la que no pueden elegir y depende de Ferrari y el acuerdo que alcancen que los dos equipos de la marca de bebidas energéticas continúen en la parrilla el próximo año.
Ante esto, Hill entiende la decisión de Mercedes de querer eliminar un duro rival al no facilitarles sus motores y la de Ferrari, que sigue la línea de los alemanes y a la que suma que la fama de Red Bull como cliente haya empeorado tras lo visto con Renault en este último año.
"Red Bull es demasiado competitivo para su propio bien. Se pueden entender las razones por las que a Mercedes no le gustaría darle un motor. Además, también han sido bastante duros con su proveedor de motores [Renault], por lo que tienen una difícil reputación como clientes. Ahora se encuentran en una posición donde no hay motores disponibles en la actualidad para ellos", ha concluido.

VIA http://www.caranddriverthef1.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada