REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

jueves, 21 de agosto de 2014

Alonso no juzga a Verstappen hasta su debut en F1: "La edad es sólo un número en el pasaporte" El asturiano ha probado un coche de la Shell Eco-marathon y peleará por mitigar daños en Spa Fernando Alonso ha vuelto de vacaciones con objetivos realistas e ideas claras. Quiere aprovechar cualquier circunstancia para superar las posibilidades de su Ferrari F14T, pero sabe que éstas son limitadas en un circuito como Spa, que privilegiará la potencia de los motores por encima de otras virtudes. El asturiano ya ha rodado en la pista belga, aunque sólo para una pequeña exhibición con los coches de la Shell Eco-marathon. Por Cristóbal Rosaleny | Spa-Francorchamps

- Fernando Alonso durante el evento de Shell hoy en Bélgica
Los primeros motores han rugido hoy en el circuito de Spa-Francorchamps, aunque obviamente no eran los de la Fórmula 1, sino los de la Shell Eco-marathon, coches ultraeficientes propulsados por gasolina que son capaces de recorrer nada menos que 3.600 kilómetros con un solo litro de carburante. Y como la petrolera apoya tanto al Gran Premio de Bélgica como al equipo Ferrari, los primeros han puesto la pista a disposición de los frágiles prototipos, y la Scuderia ha llevado a sus dos pilotos oficiales al evento de prensa organizado por Shell. Tanto Kimi Räikkönen comoFernando Alonso se han puesto a los mandos de uno de los 'microconsumidores', con los que han recorrido la línea de meta un par de veces con un gasto de gasolina de apenas unos mililitros.
Alonso se ha puesto a los mandos del prototipo más pequeño de la parrilla. El habitáculo era tan estrecho que ha tenido que poner un pie sobre otro para que pudieran cubrirlo con la ligerísima carrocería e iniciar la marcha:
"Unos coches muy peculiares y supereficientes. Bastante incómodos para entrar, pero una vez que estás dentro ya intentas disfrutar y, bueno, una nueva experiencia e increíbles los números de eficiencia que consiguen, cosas impensables para nosotros", ha dicho el bicampeón español, que ha confesado haberse divertido con la experiencia.
De hecho, ha sido uno de los pocos pilotos que ha podido dar giros de 180 grados en la anchura de la pista, sin pisar la hierba exterior. Toques de claxon y algún recado para los fotógrafos han sido el balance de la carrera para un Alonso que ha asegurado haberse entretenido: "Sí, sí,necesitábamos algunas curvas más para habernos divertido más, porque en estas rectas nos faltaba algo de emoción… Pero lo hemos pasado bien", ha insistido.
La fiebre del ahorro de combustible es una realidad en el mercado, y Fernando ha mostrado sensibilidad con el asunto: "Seguro que todos los trabajos que hacen en las Universidades son útiles, porque es tecnología que se aplicará en el futuro", ha dicho, aunque ha matizado que la Fórmula 1 no admitiría un planteamiento basado sólo en el ahorro energético.
"De estos coches específicamente creo que para la Fórmula 1 vamos a tardar en ver algunas de las cosas, porque si la gente ya protesta porque tenemos que levantar para ahorrar 200 gramos de combustible, si tuviésemos que ir ahorrando durante toda la carrera la gente no se divertiría. Pero para el día a día y los coches del futuro, 100 por 100 seguro que se sacarán cosas buenas", ha dicho.
El evento se ha celebrado en la primera curva del trazado de Spa-Francorchamps, La Source, la curva donde Fernando Alonso abandonó el Gran Premio de Bélgica de 2012 tras un espeluznante accidente con Romain Grosjean y Lewis Hamilton. El asturiano, que se libró por centímetros de un golpe verdaderamente peligroso, potencialmente letal, aún considera esta horquilla una curva especial para él: "Sí, La Source lo es. En 2012 puse en riesgo mi vida porque si el Lotus hubiera ido 20 centímetros más atrás probablemente hubiera impactado contra mi cabeza, así que estoy contento de estar aquí, y que el resultado de la acción fuera ningún daño para mí, y ahora estoy listo para la carrera de este año".
Alonso ha sido muy directo en sus opiniones sobre sus posibilidades de éxito este fin de semana. No tiene claro sí éste será un buen Gran Premio para él: "No lo sé. En teoría, sobre el papel, no es uno de los circuitos donde iremos muy bien. Tanto aquí como en Monza tenemos que correr con cautela, porque no se adaptan perfectamente a nosotros. Pero con la lluvia o cualquier otra variante puede convertirse en un buen GP, así que tenemos que estar listos para tomar cualquier ocasión", ha explicado el piloto de Ferrari, que en este Gran Premio llevará un paquete aerodinámico específico para adaptarse a las altas velocidades de Spa, como el resto de los equipos, pero también un nuevo material de protección para los colectores de escape que deberían permitirles exprimir más el potencial de su mecánica.
De hecho, Alonso no piensa en ganar con Ferrari en esta segunda mitad de la temporada, algo que considera "un poco irreal". El asturiano cree más en los resultados constantes y la resistencia en una lucha que aborda con una evidente limitación de medios. Ésta ha sido su respuesta íntegra cuando un compañero le ha consultado si podría ganar alguna carrera este año: "Honestamente, creo que nuestro objetivo tiene que ser más bajo, tiene que ser luchar por el campeonato de constructores en la posición más alta posible. Tenemos una dura pelea con Williams, las próximas carreras son bastante buenas para ellos, así que esperamos tener dos fines de semana difíciles contra Williams, aquí y en Williams. Tenemos que poder con ello, limitar los daños en las próximas dos carreras respecto a ellos en lo tocante a puntos, y entonces atacar en la última parte. Pensar en una victoria este año creo que es un poco irreal", ha dicho Alonso.
La veteranía de Alonso también lo ha convertido en blanco de las preguntas sobre Max Verstappen, el holandés llamado a convertirse en el piloto más joven de la historia de la Fórmula 1. Fernando no ve ningún problema en que Verstappen llegue a la parrilla el año que viene: "No, realmente no. Creo que la edad es sólo un número en tu pasaporte; al final simplemente necesitas estar listo para el desafío, para un Gran Premio de Fórmula 1. Algunos están listos con 17 años, y otros lo están con 28. Eso es lo que no sabemos. Así que antes decir nada, tenemos que ver cómo lo hace Verstappen el año que viene y después de seis u ocho carreras tendremos que ver si estaba listo o no, pero por ahora todo el mundo está listo", ha aclarado el ferrarista de 33 años.
Finalmente, el bicampeón de Ferrari, cuarto clasificado en el mundial de pilotos de este año, ha hablado sobre sus vacaciones en los Alpes: "Relax, necesitamos algún tiempo de descanso en esta época del año y cargar las baterías para una segunda parte de la temporada bastante exigente, con muchos viajes y demás, así que estamos listos para esta última parte. He estado en los Alpes, no era caso de ir a la playa en el mes de agosto, porque están muy llenas estos días", ha rematado el español
VIA http://www.caranddriverthef1.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada