REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

domingo, 24 de agosto de 2014

Daniel Ricciardo, intratable en el GP de Bélgica, se hace con su tercera victoria del año Rosberg afianza su liderato después de que su toque con Hamilton arruinase la carrera del inglés Daniel Ricciardo sigue de dulce y se confirma como alternativa este año a los hombres de Mercedes. El australiano, que partía quinto en parrilla, se aprovechó de la lucha entre Rosberg y Hamilton para hacerse con la tercera victoria de su carrera. Su revitalizado RB10 en Spa-Francorchamps y una gran estrategia de Red Bull le hizo mantener su posición pese al empuje final de Nico Rosberg y con ello se afianza tercero en la general. Por su parte, Rosberg y Bottas completaron el podio en una prueba donde Hamilton tuvo que retirarse tras sufrir desde el comienzo con daños en el suelo tras el toque con su compañero. Por Andrés Méndez (@A_MendezA)

- Daniel Ricciardo

Daniel Ricciardo y Red Bull han vuelto con fuerza de las vacaciones y, tras utilizar el comodín en la relación de cambios para este Gran Premio, el RB10 ha volado en Spa-Francorchamps y le ha llevado hasta su tercera victoria del año. El piloto australiano, que partía quinto en parrilla, aprovechó las luchas en pista y una gran estrategia para cruzar en primera posición la línea de meta este domingo. Tras él llegó un Nico Rosberg que luchó hasta el final remontando con el neumático blando pero que tuvo que conformarse con ser segundo y afianzar el liderato. El podio lo completó un sólido Valtteri Bottas que se valió de la gran punta de su FW36 para ganarle la batalla a Kimi Raikkonen. Por su parte, Lewis Hamilton vio arruinada su carrera después de que su compañero le tocase en la frenada de Les Combes, pinchando su neumático trasero y dañando así el suelo de su monoplaza. Intentó continuar a buen ritmo pero acabó por retirarse en la parte final de la carrera tras pedir varias veces al equipo dejarlo y conservar el motor para Monza.
El Gran Premio de Bélgica comenzó con la incertidumbre de la lluvia, pues algunas gotas aparecieron en parrilla con los nervios correspondientes. A esto se sumó que el F14 T de Fernando Alonso no arrancaba al comenzar la vuelta de formación con los mecánicos aún trabajando en el coche.  Pocos segundos después lograron arrancarlo aunque se investigaba la acción al continuar los mecánicos en pista tras la señal de 15 segundos.
Una vez todos en parrilla, Lewis Hamilton salió perfecto desde la segunda plaza para superar a Nico Rosberg antes de La Source, algo que también hacía Sebastian Vettel para pegarse rápidamente al inglés en la bajada hacia Eau Rouge. Por detrás, Alonso se emparejaba con Ricciardo tras derrapar un poco pero lograba mantener la posición.
Vettel cogía el rebufo de Hamilton y, tras colocarse en paralelo con él, no lograba superarle en la frenada de Les Combes, se iba largo y le superaba Rosberg aunque mantenía la posición con Alonso. Por detrás se veía a Jules Bianchi pinchado tras un toque en la salida.
La segunda vuelta sería clave en el comienzo de la prueba, pues Rosberg intentó adelantar por fuera a Hamilton en Les Combes y, tras no calcular bien, se tocó con el neumático trasero izquierdo del inglés, rompiendo su alerón delantero y haciendo pinchar a su compañero de equipo. El alemán continuó en pista con una gran pérdida de carga aerodinámica mientras que Hamilton llegaba a boxes con la rueda totalmente desllantada y una carrera cuesta arriba por delante.
Tras este incidente, Daniel Ricciardo no quiso perder la estela de un Rosberg con problemas y de su compañero Vettel, por lo que se pegó a Fernando Alonso en la subida a Eau Rouge y le superó en la frenada de Les Combes para colocarse en tercera posición.
El australiano, con más ritmo, aprovechó un error de Vettel para superarle en la sexta vuelta y colocarse tras el alerón trasero de Rosberg, al que tenía a menos de un segundo de distancia. Por detrás, Vettel hacía algo de tapón y se hacía un pequeño tren con él, Alonso, Bottas y Raikkonen.
En la octava vuelta y haciendo gala de su gran velocidad punta, Valtteri Bottas también superó al español para colocarse quinto e ir a por Vettel para evitar que se escapasen Rosberg y Ricciardo en cabeza de carrera. Mientras tanto, Hamilton era 19º con el neumático medio sin síntomas de daños en el monoplaza rodando muy rápido.
Una vuelta después comenzaron las paradas con Nico Rosberg aprovechando para cambiar su alerón dañado y montar el medio mientras que Kimi Raikkonen, que salió por delante del alemán, volvió a montar el blando. Así, Ricciardo se quedaba en cabeza de carrera, con buen ritmo y sin presión por detrás.
Durante la décima vuelta, restos de neumático de un Sauber saltaron hacia el coche de Nico Rosberg con la mala suerte de quedarse enganchado en la antena de su monoplaza dificultándole la visión. El alemán, en plena recta, intentó quitarlo pero no pudo hacerlo, poniendo en peligro su integridad en el monoplaza.
Mientras tanto, se confirmaba el stop&go de cinco segundos a Fernando Alonso que cumpliría un par de vueltas después en su parada y cómo Kimi Raikkonen, con un ritmo endiablado, salía delante de Sebastian Vettel. Ricciardo también hacía su parada una vuelta antes que Bottas y Alonso dejando así a Jenson Button en cabeza de la prueba, aunque este no tardaría demasiado en entrar.
Con casi todas las paradas hechas y, sobre todo, con los hombres de cabeza ya con sus neumáticos nuevos, la carrera se estabilizaba con Ricciardo liderando por delante de un sólido Kimi Raikkonen seguido de Vettel, Rosberg, Bottas, Magnussen, Alonso, Vergne -aún sin parar-, Pérez y Button en el top ten.
A Nico Rosberg le decían por radio que, con su estrategia, necesitaban adelantar a Sebastian Vettel cuanto antes para poder ganar la carrera. El alemán se aplicó y se pegó a la trasera del piloto de Red Bull. Sin embargo, se mostró demasiado impaciente y tuvo que bloquear en la última chicane, perdiendo mucha velocidad y, con ello, la posición con Bottas en la recta de Kemmel.  Mientras tanto, por detrás, Lewis Hamilton hacía otra parada para volver a montar el blando y regresando a la 19ª plaza.
Por delante, Daniel Ricciardo ya tenía casi siete segundos de ventaja sobre Kimi Raikkonen, que mantenía su segunda plaza de forma cómoda gracias a la lucha entre Vettel, Rosberg y Bottas por la tercera plaza. Tras ellos, Fernando Alonso se pegaba a Kevin Magnussen intentando remontar tras su sanción en busca de la sexta plaza.  En esos instantes, Rosberg volvía a pasar por boxes con su neumático delantero izquierdo tocado tras ese gran bloqueo y montaba de nuevo el medio pensando en el final de carrera.
Raikkonen y Vettel pasaban por boxes por segunda vez mientras que Alonso y Magnussen peleaban por la tercera plaza fictícia de carrera. Tras ellos llegaba un Rosberg encendido que recuperaba la posición con Kimi y que se pegaba a Button como una lapa. Finalmente, en la 24ª vuelta, Magnussen  pasaba por boxes dejándole espacio a Alonso mientras que Rosberg superaba al MP4-29 de Button.
Ya superado el ecuador de la carrera, Ricciardo lideraba cómodamente con casi 15 segundos de ventaja sobre Bottas y 26 sobre Rosberg, que superaba fácilmente a Fernando Alonso en la llegada a Les Combes. Raikkonen también superaba a Button y el británico sufría para aguantar detrás a Vettel, que llegaba fuerte.
Alonso aprovechaba el comienzo de la vuelta 26 para entrar a boxes y montar el medio, con el que buscaría ir hasta el final de carrera. El español salió en la novena posición tras Magnussen y a la espera de las paradas de otros rivales para asentar su posición. Por su parte, Ricciardo aguantaba ya 15 vueltas con el neumático blando, algo que no se había visto hasta el momento en el fin de semana y mantenía su renta con Bottas y Rosberg para poder salir aún delante del alemán.
En Red Bull lo hicieron perfecto y, al comienzo de la vuelta 28, Ricciardo entró a boxes para montar el medio saliendo tras Bottas pero por delante de su rival principal por la victoria en el día de hoy: Nico Rosberg. El finlandés pararía en la siguiente vuelta volviendo así al liderato un Ricciardo que lo tenía todo para lograr su tercera victoria con neumáticos más frescos que Rosberg.
A 13 vueltas para la conclusión, dos luchas claras en cabeza de carrera. Por una parte el duelo Ricciardo-Rosberg por la victoria con el alemán acercándose poco a poco y, por otro lado, la búsqueda del podio por parte de Valtteri Bottas, que superaba a Vettel y se iba a por Raikkonen, que ocupaba esa posición de privilegio hasta el momento.
Entrando ya en las diez últimas vueltas de carrera, Ricciardo ampliaba su ventaja sobre Rosberg mientras que Bottas ya era una extensión del F14 T de Raikkonen en lo que iba a ser un duelo entre finlandeses por puestos de honor. En una jugada buscando la machada, Rosberg y Vettel entraban a boxes para montar el neumático blando y tener un rush final muy fuerte. Vettel salió octavo y Rosberg cuarto tras Bottas aunque se le quitó rápidamente al final de esa vuelta.
El alemán, con un misil como el W05 y neumáticos blandos nuevos, superó sin contemplaciones también a Raikkonen en el Radillón para recuperar la segunda posición. Estaba a 20 segundos de Ricciardo y restaban 9 vueltas ¡le había quitado tres segundos al australiano en una vuelta!
Aunque el alemán recortaba poco a poco al de Red Bull, restaban cuatro vueltas y aún tenía 10 segundos de desventaja sobre un Ricciardo muy sólido a los mandos de su RB10. Por su parte, Bottas ya era tercero por delante de Raikkonen, que se tendría que conformar con la cuarta plaza en su mejor carrera del curso. 
En la parte trasera los doblados hacían que la lucha por la quinta plaza se pusiese interesante con Magnussen, Alonso, Button y Vettel en un pañuelo pasándose y repasándose en cada curva. Vettel sería el más beneficiado tras superar primero a Button y posteriormente a Alonso en la penúltima vuelta.
Finalmente, Ricciardo logró aguantar la primera plaza pese al empuje de Rosberg y cruzó la meta en primera posición logrando así su tercera victoria del año. El alemán concluyó segundo afianzando el liderato en el mundial con Bottas completando el podio. Raikkonen, en su mejor carrera del año fue cuarto por delante de Vettel, que ganó la batalla final por el quinto puesto a Magnussen, Button y Alonso, que acabó octavo. Por su parte, Pérez y Kvyat completaron los puntos en Spa-Francorchamps.
Tras esta carrera, Nico Rosberg se afianza en lo más alto de la general con 220 puntos por delante de Hamilton con 191, Ricciardo con 156, Alonso con 119 y Bottas con 110 en el top 5.

VIA http://www.caranddriverthef1.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada