REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

viernes, 6 de junio de 2014

Webber vuelve a Le Mans: “El reto es traer el coche a casa” El australiano regresa a la prueba, en la que vivió un espeluznante accidente en 1999, al volante de uno de los 919 Hybrid con los que Porsche también vuelve a la categoría LMP1.

Webber vuelve a Le Mans: “El reto es traer el coche a casa”
Hace un año, por estas mismas fechas, le tocaba competir con su compañero de box en Red Bull, que no era otro que Sebastian Vettel. Ahora, Mark Webber (Queanbeyan, Australia, 27-8-1976) afronta un reto máximo como las 24 Horas de Le Mans. Lo hace a bordo del Porsche 919 Hybrid con el que la marca alemana pretende plantar batalla a Audi y Toyota. En una semana toca volar.
—Tras el tercer puesto en Silverstone y los problemas de Spa-Francorchamps, ¿cómo afronta las 24 Horas de Le Mans?
—Porsche ha hecho muy buen trabajo hasta la fecha. En Silverstone estuvimos en el podio, en Spa tuvimos problemas pero estamos aprendiendo mucho. Hay áreas en las que estamos mejorando constantemente. Para Le Mans sería genial disfrutar de una carrera tranquila y lograr acabar, ese es realmente nuestro objetivo. Lograr que el coche vuelva a casa después de 24 horas de competición sería un gran paso. Es una de las carreras más duras del mundo y conseguir que los tres pilotos superen todas las difi cultades, también la mecánica y el coche, es muy complicado. No vamos allí pensando que va a resultar fácil, somos muy respetuosos respecto al resto de equipos.
—El Porsche 919 Hybrid tiene ritmo, velocidad punta, pero ofrece las desventajas de ser un proyecto nuevo. ¿Qué es lo que más necesitan mejorar?
—Es un equipo totalmente nuevo, con alrededor de 230 personas, y muchas de ellas no llevan trabajando juntas mucho tiempo. Es importante conseguir la armonía en el equipo con un nuevo concepto y llegar a ser un piloto que se adapte y forme parte de todo ello. Aprendimos mucho en las dos primeras carreras y fue increíble terminar en el podio en Silverstone. En Spa el coche se comportó bien, pero no pudimos exprimir todo su potencial. El equipo trabaja muy duro y estamos aprendiendo rápidamente. Nuestra velocidad es alentadora. Ahora tenemos que resolver los problemas iniciales, que son normales en un nuevo proyecto.
—Audi ha reinado en los últimos años, ¿cree que el Toyota TS040 y el Porsche 919 Hybrid están al mismo nivel que la marca de los cuatro aros?
—Creo que los planes de Porsche son muy claros, ser competitivos y terminar las carreras. Es un nuevo proyecto y equipo, y casi podríamos llegar a decir que son principiantes porque estamos haciéndolo todo desde cero. Todos necesitamos centrarnos en el futuro, porque estamos aprendiendo mucho en el primer año. Hay que pensar en 2015 y en el futuro, por supuesto, cuando queremos luchar por las victorias, pero el primer año es de mucho aprendizaje y habrá que buscar obviamente el impulso para meterle aún más presión a Audi y a aquellos que sean competitivos. Tenemos que ser el punto de referencia en los próximos años.
—Volviendo a Le Mans... Es algo inevitable que su mente regrese a 1999 y a aquel vuelo espeluznante en su accidente con el Mercedes. ¿Qué pensará cuando vuelva a pasar por esa misma zona?
—Para mí es muy positivo volver a los coches deportivos y a Le Mans. Siempre he disfrutado pilotando allí incluso pese a sufrir accidentes en el pasado. Pero no fueron culpa mía. Los coches eran muy peligrosos en aquel momento, el automovilismo es peligroso en sí y lo acepto. Son daños colaterales, pero es algo normal, hay que levantarse de la lona y seguir adelante. También tuve malas experiencias en Montecarlo, por ejemplo, cuando era joven sufrí algún revés, eso supuso una gran motivación y al final sumé algunas victorias maravillosas allí. El reto es hacer eso en Le Mans. Iré allí con energía positiva para ese desafío. No miro hacia atrás demasiado.
—¿Qué es lo más emocionante de pilotar un LMP1?
—Me gustan los coches deportivos porque son un poco más robustos, conduciendo cuando es de noche, cuando sale el sol, compartir el coche con otros pilotos... En ese sentido es algo un poco más abierto y no tan científico como la Fórmula 1. Resulta muy atractivo tener a todos esos fabricantes exprimiendo los reglamentos de una manera muy diferente para que al final de la carrera luchen unos contra otros.
—Y, obviamente, tengo que preguntarle por la Fórmula 1. ¿Cómo está viendo el Mundial? ¿Favoritos? ¿Qué opina de Ricciardo, su sucesor en Red Bull?
—Mercedes tiene mucho ganado por el momento, con ese monoplaza tan competitivo lo están haciendo muy bien. Red Bull sufrió mucho al principio del Mundial, pero es un equipo de calidad y volverá a estar ahí. Daniel está haciendo un gran trabajo hasta la fecha. Tiene la edad perfecta para poder molestar a más de uno y eso es exactamente lo que ha hecho. Y le va bien. Se ha ganado sus galones y tengo muchas ganas de ver cómo va a responder.

via http://motor.as.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada