REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

viernes, 28 de febrero de 2014

Citroën, a recuperar el trono Tras el retiro de Sebastien Loeb y la medianía de Mikko Hirvonen, Citroën pasó a ser sólo un participante más en el WRC. Con nuevos bríos buscar recuperar la cima que le perteneció por años.


Citroën perdió protagonismo con la salida de Sebastien Loeb.

Todo cambió en 365 días. La champagne dejó de brotar de las botellas en los festejos que ya se habían hecho costumbre dentro del cuartel itinerante de Citroën, los pódiums fueron cada vez más escasos y sobretodo se sentía un hueco enorme en el seno del que fue el equipo imbatible durante casi 10 años en el WRC. 
Con la salida de Loeb la marca de los chevrones simplemente navegó en la medianía y se tuvo que conformar con ver a lo lejos a Volkswagen y a Ogier dominar, e incluso por momentos se vieron superados por M-Sport.
El finlandés Mikko Hirvonen tuvo una temporada que rayó en la medianía, poco después de la mitad del año declaró que Citroën estaba más preocupada por su ingreso al WTCC que por mantenerse en el rallismo. Sin embargo su compañero de equipo, el español Dani Sordo obtuvo el triunfo en el Rally de Alemania, dejando sin argumentos a Hirvonen que terminó su contrato con los franceses sin pena ni gloria.
Para 2014, el financiamiento de Abu Dhabi es el principal sostén del equipo que busca un borrón y cuenta nueva y reverdecer laureles poniendo al volante al noruego Mads Ostberg y al británico Kris Meeke.
Ostberg durante 2013 tuvo un buen inicio y tras algunos imponderables se fue diluyendo. Meeke quien fuera campeón del IRC hace unos años ha buscado mostrar su talento en la máxima categoría del rallismo mundial. Ambos pilotos son rápidos tanto en nieve, asfalto y terracería.
El Citroën DS3 no ha tenido muchas evoluciones mecánicas respecto al 2013, sin embargo, el equipo galo apelará al talento de sus volantes, ya que los recursos tecnológicos estarán compartidos con el proyecto de la marca en el WTCC (Campeonato Mundial de Autos Turismos por sus siglas en inglés) y su posible incursión al Rally Dakar, teniendo a Sebastien Loeb como estandarte.
Pese a lo complicado del panorama el 2014 no les ha pintado tan mala cara, pues Ostberg se ubica previo al rally México en el tercer lugar de la tabla de pilotos con 30 unidades, a 5 de Ogier que ocupa la segunda posición, mientras que Meeke está en el sexto lugar con 17 unidades. Y en el campeonato de constructores se ubica en el segundo sitio con 56 puntos, a solo 16 de Volkswagen, el líder.
Usualmente el Rally México le viene bien a Citroën, con lo que buscará tener en suelo guanajuatense el despegue que le haga retomar la cima y salir de la sombra de Sebastien Loeb, tarea nada sencilla, pero no imposible. Y además recuperar el trono en México, que el año pasado tomó Volkswagen. 

via http://laaficion.milenio.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada