REGULANDO_VS

REGULANDO_VS

lunes, 24 de febrero de 2014

F1 Los equipos destacan la complejidad de los V6 Turbo Aseguran que cambiar piezas o reparar lleva incluso el doble de tiempo comparado con los motores V8 La complejidad de los nuevos motores está dando más de un dolor de cabeza a los equipos de la parrilla, que han visto cómo ha aumentado al doble el tiempo su reparación o la solución de problemas. Esto puede suponer un grave problema para las escuderías los sábados de la temporada, ya que apenas hay dos horas entre la sesión de entrenamientos y la calificación. Por Daniel Alba

 - Kimi Raikkonen pilotando el F14T

Durante las jornadas de entrenamientos tanto en Jerez como en Bahréin, prácticamente todos los equipos han sufrido problemas con sus monoplazas. Estos problemas han ocasionado retrasos en el programa y en la salida a pista de los equipos debido al gran trabajo y las horas de puesta a punto que necesita el coche.
Por ejemplo, Ferrari perdió varias horas de trabajo el tercer día en Bahréin tratando de solucionar un problema de telemetría, problema que hubiera sido rápidamente resuelto en la anterior generación de la Fórmula 1. De esta forma, el director de ingeniería del equipo, Pat Fry, explicaba la complejidad de los nuevos sistemas de los monoplazas y la gran cantidad de tiempo que hay que dedicarles:
"Los coches son muy complicados, se necesita un tiempo para entrar y encontrar los problemas. Es más difícil llegar a las partes que tienes que cambiar, que cambiar las partes en sí. Supongo que hay un cierto nivel de familiaridad con lo que teníamos en el pasado. En una suposición, yo habría pensado que las cosas que nos han hecho retroceder y nos costaron cuatro horas, habrían tomado la mitad de tiempo", comentaba el británico.
Fry cree que la cantidad de tiempo que algunas reparaciones han llevado en la pretemporada han aumentado los problemas de fiabilidad causados por las nuevas reglas para 2014: "Una vez que tienes el coche en marcha, muy pocas personas han demostrado que son fiables. Se pone a punto donde está listo para ser puesto, ese es el reto. Pero eso vendrá".
Todos los equipos se han estado encontrando con este tipo de problemas en Bahréin, e inclusoMarussia ha llegado a pasar más tiempo trabajando en el garaje que en la pista.
"Cuando uno ve el coche con la cubierta del motor quitada, es muy complejo", afirmaba el jefe del equipo John Booth a Autosport. Y continuaba: "Llegar a cualquier cosa es difícil y requiere la eliminación de otras tres o cuatro partes sólo para obtener lo que deseas. Eso es lo que se requiere en términos de empaquetado".
Un cambio de motor acabó con casi un día entero de rodaje para Marussia, y aunque Booth espera que este aspecto lleve menos tiempo, la resolución de los problemas más pequeños continuará siendo difícil. Esto podría llevar a las escuderías a enfrentarse a situaciones muy difíciles a lo largo de la temporada, ya que por ejemplo, hay tan solo dos horas de diferencia entre la sesión del sábado por la mañana y la calificación para la carrera.
"Las cosas como los cambios de motor se facilitan con el tiempo, aunque no va a ser tan rápido como con los viejos Cosworths", dijo Booth.Debido a la escasez de repuestos, no teníamos un motor ‘vestido’ aquí y ‘vestir’ un motor lleva 10 veces más que cambiarlo. Cuando lleguemos a Melbourne, tendremos motores ‘vestidos’ listos. Pero si tienes un problema eléctrico enterrado en el fondo de tu bahía de motor no va a ser fácil", finalizó.

via http://www.caranddriverthef1.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada